En voz baja:

HALLOWEEN (*Por Juan Albaytero)

(19-11-2015) No me voy a referir a esta fiesta foránea. Solo usaré su nombre, porque hace referencia a un caso concreto, a una muestra concreta, de corrupción dentro del gobierno municipal que se va.

El viejo dicho de que “...las hay, las hay” en este caso hay que considerarlo literalmente. Uno camina por muchos lados de Quilmes y en ese caminar se cruza con algún/a que otro/a brujo/a y a uno le cuentan cosas que son muy fáciles de verificar.

Vaya a saber porque, será porque alguna confianza merezco, la cuestión es que más de una vez me ha llegado información que muchos, pero muchos, callan. Y así anda el mundo, tolerando que ladrones se las den de señores.

La cuestión concreta es que un ignoto subsecretario de la gestión Gutierrez, desconocido para la inmensa mayoría de los quilmeños, dejando atrás los discursos revolucionarios, todo su bagaje nacional y popular, se las da de gran señor y gasta mucho más allá de los que sus ingresos municipales pueden justificar.

Esto podría caberle a más de uno de los que tienen ese rango jerárquico, pero para precisar voy a dar dos datos que van a reducir la grilla de quién es el funcionario al que me refiero.

Como el muchacho está muy dulce, entonces se le ocurrió nada menos que hacer una gran festichola para el día de brujas, la fiesta foránea. Está tan dulce el pequeño funcionario que para ello utilizó un lugar bailable ampliamente conocido en la zona de la ribera y si utilizó ese local, es porque invitó a muchos.

Con seguridad a la festichola habrán concurrido colegas funcionarios de Quilmes. Solo me pregunto, ¿habrán asustado con careta o a cara descubierta fue más que suficiente?

Imagínense los que leen que esto fue el 31 de octubre, después de perder la intendencia y la gobernación, qué hubiere sido de haber ganado.

Esto da una idea de cómo se roba, de cómo se enriquecen.

Pero yo escribí dos datos y es que el ignoto pequeño funcionario, no se anda con chiquitas. Desde su conciencia nacional y popular, tomó una decisión y se dijo, mis hijos merecen lo mejor, nada de andar por colegios públicos y por eso este ignoto personaje manda a sus hijos al más caro colegio de habla inglesa de la zona, quizás entre los más importantes colegios de América Latina.

Pavada de decisión. Supera cualquier indignación y uno se pregunta ¿cómo los superiores jerárquicos, empezando por Gutierrez, no se escandalizan y lo toleran?

¿Será que la corrupción que alimenta a este pequeño e ignoto funcionario es posible porque tributa hacia arriba? Con plena seguridad, esto que estoy escribiendo, es sabido por muchos, muchos a los que no hay que llamarlos cobardes por callar, callan porque están dentro del mismo esquema de corrupción.

La excepción confirma la regla. En esta cuestión, la excepción son los que no roban. Se ha tomado por asalto al Estado, La cuestión es “salvarse económicamente” en muy poco tiempo. Las consecuencias están a la vista, el enriquecimiento de unos pocos, desde la burocracia política, es no la pobreza, sino la miseria de muchos.

Siempre dije que en este mundo o se es ingenuo o se es hipócrita. Ingenuos hay muy pocos y en la gestión pública a ese nivel ni con lupa se encuentran. Se termina la gestión Gutiérrez y para aquellos que lo defendían diciendo que no había corrupción, les dejo como tarea que se interesen por esto y le pongan nombre y apellido al ignoto pequeño funcionario. La revolución de plástico es así, se degrada por sí misma.

*Emancipación Sur


<< volver

Noticias en su e-mail

Nombre
E-mail

Copyright 2012 - El Diario de Quilmes | Dirección periodística: Andrea Frade

facebook twitter

diseño web: BCNIS