En voz baja:

Políticamente incorrecto (*Por Andrea Frade)

(11-11-2015) El martes, el Concejo Deliberante de Quilmes sancionó la obligatoriedad del pase a planta permanente dentro del Municipio de Quilmes de quienes sean hijos y nietos de desaparecidos. Una medida políticamente correcta para el universo más emocional que racional de quienes han hecho del discurso de los derechos humanos una isla escuetamente delineada en un espacio temporal especifico y extraño. Tal vez, deberíamos empezar a hablar de políticas vinculadas a “las víctimas del terrorismo de Estado desatado entre los años 74 y 83” y no hablar de “derechos humanos”, esos de los que no supieron ni Miguel Bru, ni Jorge López, ni Luciano Arruga, ni Teresa Rodriguez, ni Victor Choque, ni Maxi y Dario, ni Mariano Ferreyra, y tantos ni que no alcanzarían ni las letras ni los espacios para enumerar. Porque si, esta democracia tiene demasiados ni a los que ni recuerda, ni considera, ni indemniza, ni atiende, ni nada de nada. Que le son propios, y no atribuibles a monstruos de otro tiempo.

Es tan políticamente correcta la medida tomada hoy por el Concejo de Quilmes como políticamente incorrecto decir que podría imaginarme con retorcijones a un militante del ERP, torturado y desaparecido, pensando que ese estado formal contra el que en definitiva han luchado compensa a sus herederos con un espacio dentro de la burocracia municipal que además de mal paga y negrera, está sometida a los designios del  sindicato más negrero -aunque si bien pago- de los que pueda conocerse.

Cuanta tristeza. Hay muchas cosas de las que no se vuelve. Una y la más lamentable, es la de pensar que con la demagogia berreta del uso en beneficio propio de los muertos que dieron su sagrada sangre en la lucha por reivindicaciones en serio, se lavan las culpas de un presente que lo único que hace, es volver a violarlos.


<< volver

Noticias en su e-mail

Nombre
E-mail

Copyright 2012 - El Diario de Quilmes | Dirección periodística: Andrea Frade

facebook twitter

diseño web: BCNIS